Teticha, día dos

Como todos los días comenzamos la jornada a las 7 de la mañana. En este poblado los Abas (Padres) cuentan con dos cooks que nos cuidan de maravilla y nos preparan huevos revueltos con mirmita, su picante favorito, y ajo acompañado con su pan casero. para beber neda menos que el mejor café del mundo.
Al llegar a la clínica varios pacientes guardan cola a su manera, lo que viene a ser un orden desorganizado, así que nos toca a nosotros formar las filas para comenzar a trabajar. A medida que pasan los minutos se empiezan a agolpar más y más pacientes y mientras trabajamos, desde los gabinetes escuchamos a los niños, y no tan niños, gritar, llamarnos, jalearnos y cantar para llamar la atención y ya de paso pedirnos alguna cosa.
T-shirt, shoes, brush, y algunas cosas más que han aprendido a decir en el idioma de Shakespeare. Estamos en las zonas más pobres del país y pesar de sus caras de felicidad estas criaturas llevan unos ropajes inimaginablemente viejos y usados, van descalzos y tienen los pies destrozados, aunque los pobrecitos están acostumbrados desde muy pequeños a la vida sin zapatos. Una valla y una puerta nos separa de ellos, donde un guarda tiene el poder absoluto y maneja una pequeña vara como bastón de mando.
Con todo preparado arranca otra gran jornada de trabajo repartiendo ropa y calzado. No llevamos suficientes cosas para todos, es la lucha de todos los años con las líneas aéreas para que nos dejen llevar más peso, así que tenemos que repartir dando prioridad a los que vemos más necesitados.
Para los más pequeños hemos traído muchos lápices, bolígrafos y cuadernos que vamos a entrregar en un colegio con la ayuda de las sisters.

A mediodía nos dicen que en Teticha solo han avisado para que haya pacientes durante miercoles y jueves por lo que rápidamente nos movilizamos y organizamos otra jornada en Dongora. Va a ser una grata sorpresa para las sisters keniatas vernos aparecer de nuevo por allí.

Y ya estamos a solo una jornada de regresar, llegamos final de la expedición, en breve la última crónica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s